El camino hacia Justice League: El Hombre de Acero

Mucho ha llovido desde que en verano de 2013 Warner Bros. y DC Entertainment estrenaran en cines “El Hombre de Acero”, una nueva película con Superman como protagonista con la clara intención de reiniciar al personaje en un contexto mucho más moderno con el que seguir la línea del Batman de Christopher Nolan y alejarse así del mítico Superman de Christopher Reeve. Henry Cavill fue el elegido para dar vida al personaje y Zack Snyder subió a bordo del proyecto como director para rodar juntos la que hoy es la primera pieza del universo extendido de DC en el cine, la primera piedra para la construcción de la Liga de la Justicia que se estrenará dentro de unos días.

Por ese motivo, a modo de homenaje a la película que lo empezó todo y partiendo de la base de que esta cinta es la primera de lo que podríamos considerar la trilogía del viaje de Superman en esta saga cinematográfica, volvemos cuatro años atrás en el tiempo para echarle un ojo de nuevo a una película que dio mucho que hablar en su momento. Así que sin más, confirmando que la próxima semana será el turno de “Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia”, empezamos.

La reinvención del héroe

Partiendo del fracaso que supuso en 2006 el estreno de “Superman Returns” con ese intento de revitalizar el Superman más clásico, en Warner quisieron repetir el el éxito de Batman y su renacimiento con la trilogía de Nolan con otro de sus personajes estrella. Habiendo llevado al cine dos adaptaciones de cómic como “300” y “Watchmen”, además de otras cintas como el remake de “El amanecer de los muertos”, Zack Snyder parecía una opción adecuada para elevar al Olimpo de los superhéroes a Superman.

Y llegó la reinvención con un guión atrevido en el que hubo algunas decisiones polémicas, el estilo personal de Snyder tras la cámara y el toque de realismo y seriedad heredado de las películas de Batman de Nolan para seguir por una senda similar. Al mismo tiempo, el protagonista de la historia, Henry Cavill, llegó para convertirse en el Superman definitivo con su imponencia física, el porte heroico necesario y un desbordante carisma que en seguida logró transmitir la calidez del personaje. Cavill es Superman y brilla a su manera en un contexto más moderno y apegado que en la saga anterior y en el que la humanización del personaje le hace cometer errores con los que justificar el viaje del héroe, la imperfección del superhombre que debe llegar a convertirse en un faro de esperanza para la humanidad.

Pero aquí estamos al principio de ese viaje y Superman debe crecer y equivocarse en lo que a mi parecer es una reinvención cinematográfica más humana y apegada con la que es más fácil identificarse. Sus rasgos más característicos están ahí, pero a lo largo de la película vemos sus dudas, sus miedos y su falta de recursos para tomar algunas decisiones controvertidas.

La historia, como es de esperar en una película de orígenes, se remonta a los inicios del personaje y nos presenta un planeta Krypton a punto de explotar muy diferente del que conocíamos. El mundo blanco, impoluto y aséptico que conocíamos deja paso a uno que sigue siendo tecnológicamente avanzado pero se muestra mucho más salvaje y despiadado. Se ahonda más en el trasfondo de los personajes pre-Superman y se establecen las bases para lo que será el conflicto principal de la trama, dando paso a la destrucción del planeta y a la huida de un Kal-El bebé en su nave. Nada que no supiéramos pero que se agradece que cuenten de nuevo para actualizarlo a un marco mucho más moderno. Además, sirve para justificar las motivaciones del villano de cara al segundo y el tercer acto de la película, pues se establece que cada kryptoniano nace con su código genético escrito para un cometido en particular, y Zod es un guerrero cuyo único fin es proteger Krypton a toda costa. De la misma forma, nos enteramos de que Kal-El es el primer kryptoniano en muchos años que nace de forma natural y por tanto libre de imposiciones, siendo dueño de su destino y jugando durante la película con esa idea: será Clark el que deba decidir abrazar su legado y convertirse en ese faro del que hablábamos para la humanidad, o seguir como uno más entre una masa de gente.

Arrodillaos ante Zod

Hablando de Zod, la antitesis de Superman en esta película y el villano a batir por el héroe interpretado por Cavill, Michael Shannon nos da una interpretación memorable con motivaciones convincentes. Y no solo eso, sino que uno puede llegar a simpatizar con él y lo que busca, que básicamente es reconstruir Krypton usando la Tierra como lienzo. Zod está programado para proteger a su pueblo y es lo que hará hasta las últimas consecuencias sin importar qué o quién se ponga delante. Por esoes fácil de entender y hasta de empatizar con él.

En el resto de personajes que completan el elenco encontramos un poco de todo, aunque destacan Jor-El (Russel Crowe) y Martha Kent (Diane Lane) por encima de otros que si bien son importantes, solo están ahí para terminar de dar cohesión a la trama. Lois Lane (Amy Adams) está lejos de ser la típica damisela en apuros y se actualiza en un contexto en el que no para de dar guerra, aunque su papel se perfila como demasiado imprescindible y su omnipresencia en todas las situaciones y momentos le restan fuerza al personaje. O credibilidad, mejor dicho. Entre ella y Superman se crea una relación un tanto forzada, optando por dejar de lado un desarrollo más pausado en pos de agilizar otros puntos de la trama.

Aunque tal vez la actitud más controvertida es la de Jonathan Kent (Kevin Costner), el padre adoptivo de Kal-El, su brújula moral en los cómics. En esta película optan por convertirlo en alguien demasiado sobreprotector, hasta ilógico, capaz de cortarle las alas a su hijo para alejarlo del que será finalmente su destino con tal de evitar que se revele ante el mundo. Choca con prácticamente cualquier otra interpretación del personaje y para cualquiera que conozca a Jonathan Kent aquí es posible encontrarse con un problema.

Finalmente, entran en juego militares, kryptonianos y el resto de miembros del Daily Planet con papeles que van desde el escéptico militar que no confía en Superman hasta que finalmente lo hace, a la despiadada capitana del ejército kryptoniano de Zod, pasando por un grupo de periodistas que están ahí para hacer bulto principalmente.

Un punto de inflexión para su propio ritmo

Hablando de la película en sí misma, tenemos dos partes completamente distintas a valorar. La primera nos cuenta el origen del héroe y su viaje hasta encontrar su destino, lo que le pasó a su planeta natal y la presentación del conflicto que habrá que resolver. Claramente se optó por un ritmo más pausado en el que la narración cobrara protagonismo para poder asentar las bases y hacer que el espectador simpatice con los personajes, se conmueva y la humanidad del héroe lo impregne todo.

Entonces llegamos al punto de ruptura donde todo cambia, Clark adopta su destino como Superman y tiene que plantar cara a una invasión en parte provocada por él que no le deja mucha elección ni posibilidad de aprender muchas de las cosas que aún le quedan por aprender. A partir de ahí, un cambio brusco que hace que una película calmada pase a ofrecernos un ritmo desenfrenado en el que no tenemos tiempo para respirar. El protagonista tiene que madurar de golpe sin apenas tiempo para asumir su nuevo rol y empiezan las batallas épicas que siempre habíamos querido ver con Superman en la gran pantalla mientras la acción no deja de impregnar prácticamente cada escena.

La parte de la acción viene acompañada por mucha espectacularidad y un clarísimo homenaje a “Superman: Tierra Uno Vol. 1” de J. Michael Strazinsky en la forma de revelar a Superman ante el mundo, y una representación llena de fuerza con un dinamismo como nunca antes habíamos visto en una película del kryptoniano. La principal queja que surgió de aquí estuvo precisamente relacionada con el sacrificio del segundo gran acto al cambiar la narración por golpes, acción y destrucción desenfrenada sin término medio. Personalmente, creo que tiene sentido el cambio (aunque quizás pudo ser menos brusco y más natural), ya que ante un ejército de kryptonianos que originalmente eran militares entrenados, un Superman novato al que solo asisten unos humanos poco tiene que hacer. Justificado o no, hubo parte del público que prefirió el primer acto y esa profundización de la historia. Cuestión de gustos, supongo.

Un par de controversias

Nuevos tiempos, nuevas decisiones, mismos personajes. Con eso en mente, pese a que Chris Nolan lo desaconsejó como productor, Snyder y el guionista David S. Goyer optaron por un final controvertido en el que Superman mataba a Zod. Lo plantearon como una decisión imposible en la que el héroe no tendría más opción que eliminar al último de su especie y quedarse solo, salvando así al mundo que lo acogió. Y argumentalmente funciona, aunque la controversia estaba servida. En este universo que plantean con esta película no todo es blanco o negro, los héroes no son héroes perfectos ni los villanos son malvados porque sí, así que una decisión como encajaba en la trama y servía para darle nuevas capas al proceso de crecimiento del héroe, que tendría que seguir adelante con la duda sobre si hizo lo correcto o no. Este Superman ya no es el boyscoutt de moralidad inquebrantable y férreos principios, este Superman puede equivocarse, cometer errores y tomar decisiones polémicas si se encuentra entre la espada y la pared. Pero sigue siendo Superman y su objetivo sigue siendo proteger el mundo.

De hecho, soy de los que piensa que el final de Zod es acertado en esta película, porque el mito de Superman permite forzar un poco esa situación en un contexto más realista y jugar con el ideal de preservar toda la vida ante una situación así. En cambio, la decisión de matar a Jonathan Kent de la forma en la que muere en la película sí me ha parecido siempre un error. No solo eso, sino que creo que todo el enfoque que le dan a Pa Kent es un error y desde 2013 ha sido mi mayor queja de una película que me gustó entonces y me sigue gustando ahora.

Un universo mayor, sin kryptonita todavía

Por supuesto, tenemos infinidad de guiños en una película que aunque empezó como una pieza independiente acabó por convertirse en la primera piedra de un universo extendido al que aún ahora, cuatro años después, se le sigue dando forma. Vimos el logo de LexCorp, un satélite de Wayne Enterprises, referencias a la posible existencia de Supergirl o incluso a Laboratorios S.T.A.R., cosas que después se han ido concretando o dejando de lado (como lo de Supergirl, que desde el cómic precuela no hemos sabido nada más).

Al mismo tiempo se optó por dejar fuera de la ecuación a la conocida kryptonita, una de las pocas cosas que pueden debilitar a Superman, o incluso matarlo. Usada como Deux Ex Machina de incontables historias, aquí se ha optado por plantar frente al héroe a un rival a la altura que lo pusiera contra las cuerdas usando fuerza y los números de su ejército. Saliendo de otras cinco películas en las que la kryptonita tuvo un importante componente, la decisión de dejarla fuera sirve para terminar de romper con todo aquello y mostrar que hay vida más allá de eso, así que fue todo un acierto.

Y hablando de aciertos, aunque esto seguramente será otro tema de debate, nos encontramos ante la primera película de Superman que prescinde del tema que John Williams creó para el personaje en la película de 1978. Hans Zimmer crea piezas nuevas para una adaptación diferente de forma que aunque se pueda echar de menos el tema clásico de Williams, el resultado final quede más que correcto. En su contra juega competir contra un icono popular como el tema clásico de Superman, pero con eso en mente el trabajo de Zimmer no queda en mal lugar tampoco.

Conclusión

Reinventar en el cine a un personaje que tiene una película tan querida y recordada es complicado. “Superman Returns” falló al apostar por un camino parecido en un marco completamente diferente y por eso Warner Bros. quiso tirar por una dirección diferente. El resultado es “El Hombre de Acero”, que aunque quizás no pasará a la historia como la adaptación definitiva de Superman por sus decisiones controvertidas y el brutal cambio de ritmo entre la primera parte de la película y la segunda, sí puede considerarse que se le hizo justicia al personaje con una cinta de acción endiablada en la que los kryptonianos están desatados en cuanto a nivel de poder.

A nivel de reparto, Cavill y Shannon destacan por encima de los demás y se alzan como los dos pilares antagónicos sin despeinarse. Lo reitero: Cavill es Superman. El aspecto de la personalidad aún tiene que pulirse en esta película (y no hablamos de lo que vendrá después, ya que eso lo dejamos para la próxima entrada), pero Superman es aún reconocible y Cavill nos deja con momentos tiernos en los que deja claro que el personaje tiene un enorme potencial (toda la escena esposado ante los militares es una maravilla).

“El Hombre de Acero” es una historia de crecimiento, de cómo Clark descubre sus orígenes y se convierte en el que será el mayor campeón de la Tierra. Es la historia de Superman, de sus miedos y sus primeros pasos para ser el faro de esperanza que necesita la humanidad; su guía, su salvador. Pero también es la primera parte de una trilogía en la que vemos el nacimiento, la caída y el resurgir del héroe. Una primera parte que nos ayuda a conocer al icono, ver cómo se presenta ante el mundo y nos abre la posibilidad a lo que está por llegar en el futuro.

Zack Snyder firma una película que no dejó indiferente a nadie, ya sea por la polémica generada o por las bondades que pueden encontrarse en ella si uno logra conectar con lo ofrecido. Hay de todo, aunque debido al acusado cambio de ritmo nos topamos con dos cosas muy diferentes al principio y al final de la cinta, con un importante desarrollo del protagonista y una acción desenfrenada en la que casi no hay momento para coger aliento. Tal vez una transición menos brusca y algo ligeramente más equilibrado habría mejorado el resultado final, aunque eso a estas alturas ya no lo sabremos.

Hay fallos, sí, pero más allá de la controversia de algunas escenas, de problemas de ritmo o de un tono que no llegó a convencer a todo el mundo, la película funciona como presentación del personaje. Superman necesitaba un cambio, una actualización para los tiempos modernos, y eso es lo que nos da la película, cumpliendo de sobras con lo prometido.

Si “Superman” nos hizo creer que un hombre podía volar, “El Hombre de Acero” nos lleva un paso más allá y nos abre la puerta a un mundo en el que todo es posible. Un mundo en el que lo veremos caer al sacrificarse por salvar al mundo después de haber peleado contra el Caballero Oscuro y en el que regresará como el faro de esperanza que necesitará tanto la humanidad como la Liga de la Justicia antes de sucumbir.

Mucho ha llovido desde que en verano de 2013 Warner Bros. y DC Entertainment estrenaran en cines "El Hombre de Acero", una nueva película con Superman como protagonista con la clara intención de reiniciar al personaje en un contexto mucho más moderno con el que seguir la línea del Batman de Christopher Nolan y alejarse así del mítico Superman de Christopher Reeve. Henry Cavill fue el elegido para dar vida al personaje y Zack Snyder subió a bordo del proyecto como director para rodar juntos la que hoy es la primera pieza del universo extendido de DC en el cine,…
"El Hombre de Acero" es la primera piedra del universo extendido de DC, una digna reinvención moderna del personaje y una buen película del superhéroe que décadas atrás nos hizo creer que un hombre podía volar.

El Hombre de Acero (2013)

Nota general - 7
Como adaptación - 8

7.5

Nota

"El Hombre de Acero" es la primera piedra del universo extendido de DC, una digna reinvención moderna del personaje y una buen película del superhéroe que décadas atrás nos hizo creer que un hombre podía volar.

Puntuación de los usuarios: 4.2 ( 11 votes)

Javi García

« »

18 comentarios sobre “El camino hacia Justice League: El Hombre de Acero

  • 5 noviembre 2017 at 8:02 pm

    Bueno que decir, Los pelitos de punta con cada palabra de este post, Mis felicitaciones mas sinceras. A manera personal la banda sonora de MOS es la mejor que he escuchado en cualquier pelicula del genero.

    Respuesta
  • 5 noviembre 2017 at 8:15 pm

    Gran critica! Y coincidimos en parte.
    Me parece una buena peli aun con sus cosas que criticarle:
    1) Jonathan Kent: Siendo la brújula de Superman en los comics me ha horrorizado la parte de los niños.
    Entiendo; es sobreprotector pero aun así se pudo haber hecho de otra forma como que luego del mismo accidente vea que se ha equivocado y que el acepta el destino que tiene y que siempre estara para el. Respecto a la muerte es otra de las cosas que cambiaría; una muerte mas inevitable y dejando claro que por mas Superman que sea o tengas los poderes que tiene no es capaz de salvar a todo el mundo (Como en la de Donner).
    2) La muerte: Si no me ha molestado lo de Batman en BvS menos aqui. El tema es que se ha explotado poco las consecuencias en lo que resta de MOS (Una charla al final con su madre o Lois y dejar saber que hará todo lo posible para no tener que quitar una vida) y en BvS vemos un retroceso (La escena del terrorista). Mi problema no es el tono tanto en MOS sino otras cosas que tiran mas a lo argumental mientras que en BvS lo mismo. Puede tener el tono oscuro que quieras pero el personaje puede ser luz en medio de esa oscuridad.
    A mi no me gusta lo que se ha visto del Ultimo hijo de Krypton: Ni el propio "Superman" ( Cavill merece mas); Lois, Lex; Jonathan, Jimmy o que no haya señales de la fortaleza de la soledad). Lo unico que destaco es a Zod y su gente.
    Si se me permite un Off Topic con Supergirl me pasa lo contario: Tendrá varios problemas, pecara de la formula de The CW pero en mitoligia y el legado de Superman lo ha sabido captar mas que el equipo del DCEU ademas de mostrar que ellos tampoco son perfectos (Tanto Clark como Kara) y aun asi no dejan de ser los personajes con los cuales creci y lei.
    Saludos!

    Respuesta
  • 5 noviembre 2017 at 8:17 pm

    Agradezco muchísimo que hagas un repaso de todas las pelis que conducen a la Liga. Sobre la crítica en sí, pues coincido prácticamente en todo. De hecho, hasta le ponemos la misma nota xD

    Respuesta
  • 5 noviembre 2017 at 8:43 pm

    Hay varios puntos en los que discrepo pero muy buena crítica, tanto en presentación como desarrollo.

    De momento no voy a extenderme. Esperaré a que se vayan añadiendo opiniones para poder leeros y luego ya entro si eso.

    El Hombre de Acero

    para mí tiene muchas buenas ideas y conceptos interesantes, aunque la ejecución se queda a medio gas. Mi impresión general es que parece que la película tuviese dos mitades, una realizada por Nolan y otra por Snyder. Cuesta carburar la mezcla. Añadir que viniendo después esperpentos como BvS y SS, mi percepción mejoró.

    – Cosas positivas: Cavill, que físicamente es un calco de Superman. El prólogo de Krypton, el trailer 3 que es de los mejores que he visto, la escena del primer vuelo, algunos diálogos bastante inspiradores, la representación visual de los poderes, la acción a lo Dragon Ball, la banda sonora y toda la temática de Clark debatiéndose entre los consejos de sus dos padres.

    – Cosas negativas: Lois siendo omnipresente, las continuas alegorías religiosas, los flashbacks no lineales que van cortando el ritmo, todo lo relativo a Pa Kent (su muerte es de traca), el destruction-porn absoluto del tercer acto o la decisión de cargarse a Zod.

    Para mí lo que más cojea de todo: 1) mi conocimiento de Superman es limitado pero aquí no le reconozco. El tono y esa falta de optimismo por el que optaron no me parece el adecuado. 2) El tema principal de la película y del cual tanto Pa Kent como Jor-El se hinchan a hablar es efecto que tendría en la humanidad que Clark se revelase ante ellos, pero no hay ni rastro de eso. Nos perdemos en explosiones y brazos en cruz. No me vale decir que eso se trata en BvS (también de mala manera, a mi parecer) porque donde correspondía hacerlo era aquí, y además por entonces no se había considerado como que fuese a ser un universo compartido. Otra cosa es que luego Warner nos lo haya retconeado, cosa a la que parece que se han aficionado xD.

    En resumen, que la película me entretuvo y era un buen intento de actualizar a Superman pero se me quedó bastante a medias. Habrían tenido un resultado bastante mejor si hubiesen cogido "Legado" (del cual hay elementos) y lo hubiesen adaptado directamente.

    Respuesta
  • 5 noviembre 2017 at 8:58 pm

    Muy buena crítica! Shazam approves!

    A pesar de que coincido con muchas cosas de las que decís, con todos sus errores, El Hombre de Acero es probablemente mi segunda peli favorita.

    Esta peli, a pesar de lo cursi que suene, ha conseguido dos cosas: Hacerme fan de Superman y darme esperanza. Cada vez que escucho An Ideal of Hope (o What are you going to do when you’re not saving the world?) se me ponen los pelos como escarpias 🙂

    Mi parte más esperada de la Liga!

    Respuesta
  • 5 noviembre 2017 at 9:21 pm

    Estoy de acuerdo en algunas cosas. En otras no. Lo que siempre me ha reventado de esta película ha sido Pa Kent, lo poco que habla Superman y el paupérrimo desarrollo que se le da al mismo, así como el tono de la película, también es cierto que con los años se adquiere perspectiva y se resaltan otras cosas. Ajeno a lo anterior las sensaciones son un fifty fifty. Como por ejemplo no la decisión de matar a Zod, sino el tratamiento que le dan al asunto a posteriori. Pero aún así, qué banda sonora y qué batallas, sí es cierto que arrasa todo lo que se ve y que debería haberse llevado a Zod de ahí pero aún así…me es imposible no fliparme con esa pelea. Y Cavill es prácticamente un semidios cuando tiene que enfundarse el traje. Lois directamente me sobra.

    En definitiva, creo que es una película correcta sin más. Una buena y adecuada introducción, que por desgracia no considero que remontase con su secuela.

    Gran artículo Javi.

    Respuesta
    • 5 noviembre 2017 at 10:26 pm

      sino el tratamiento que le dan al asunto a posteriori

      Eso queda para la semana que viene. Aquí me he centrado en esta película sin tener en cuenta la secuela.

      Respuesta
      • 6 noviembre 2017 at 12:46 am

        Perdona me he explicado mal. A lo que me refería es al asunto de que al poco tiempo tenemos a un Superman recompuesto. Me hubiera gustado, una dilación temporal más perceptible en la película entre que mate al último de su especie junto a él, y que esté recuperado de ese evento. Aunque eso es ya algo bastante personal.

        Respuesta
  • 5 noviembre 2017 at 9:44 pm

    Para mi es una de esas pelis que mejora con el tiempo, con cada revisionado (y salvo lo de Zod) me gusta mas todo. Ademas ese final era super esperanzador nos dejaba, luego de ver su faceta de novato, servido en bandeja al verdadero superman, que.. bueno, ya sabemos como se desaprovecho eso en BvS, pero ojala en JL por fin podamos ver.

    Respuesta
  • 5 noviembre 2017 at 10:07 pm

    Gran crítica Javi y práctimamente la suscribo al 100%

    MoS es a día de hoy una de mis favoritas del género, no obstante sí que tiene algunas decisiones controvertidas (Pa Kent, una Lois que aunque me gusta está metida con calzador en muchas situaciones…) o situaciones tontas, sin sentido o mal explicadas (lo del códice ¿Cómo funciona? ¿Un cráneo de hominido flotando en la nada?, unos aviones que tardan una eternidad en llegar a Metrópolis cuando se ve que ya la tienen cerca)

    Una de las cosas que más me gusta de la aportación de Snyder es un enfoque menos de cuento de hadas. Me encanta la destrucción de Smallville y Metrópolis, es lo que cabe de esperar del choque de tales colosos, me gusta que se muestre con más crudeza de la habitual los efectos de la violencia, me gusta la manera de mostrar que el mundo no es fácil, que hay que tomar decisiones difíciles y que toda acción tiene una consecuencia (esto sería uno de los principales temas de BvS). Pero hecho de menos un espíritu más positivo, en especial en Superman. Me parece que ha sido un enfoque muy interesante, por desgracia no se hizo del todo bien y no tuve el éxito esperado por el estudio, por lo que parece que ahora pasaremos a otra cosa, una pena, pero como fan al final lo que quiero es que estos personajes y sus historias gocen del éxito y la aceptación del público.

    Respuesta
  • 6 noviembre 2017 at 12:27 am

    Epa, no me esperaba una nueva crítica de Javi sobre Man of Steel. Aunque una nueva página necesita nuevas reseñas y aquí esta una de ellas.

    Respecto a la crítica en sí, estoy de acuerdo en casi todo. La adaptación de Jonathan Kent me gusta tal y como esta en la peli. Quizas se podría mejorar su muerte y la escena en que habla con Clark sobre el autobus que salvó pero aparte de eso, Kevin Costner me gustó como Pa Kent.

    Respuesta
    • 6 noviembre 2017 at 1:05 am

      Y que la ocasión lo merece. "Man of Steel" es la primera película de lo que podría considerarse una trilogía sobre Superman. "Batman v Superman" sería la segunda y "Justice League" la tercera. Es lo que nos ha llevado a la película que se estrenará dentro de unos días.

      Respuesta
  • 6 noviembre 2017 at 12:08 pm

    Película que será recordada como la mejor encarnación de Superman tras Christopher Reeve. Y también como la peli con el tercer acto más alargado, cansino y repetitivo de la historia. Pa Kent el déspota también aporta puntos al lado negativo. En definitiva mediocre si tengo un buen día.

    Respuesta

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las etiquetas [b][/b], [i][/i], [img][/img], [spoiler][/spoiler] y [cita][/cita] para el comentario.
Échale un ojo a la normativa aquí.
Nombre * Correo electrónico *

Advertisment ad adsense adlogger