El camino hacia Justice League: Batman v Superman

Una semana después de nuestra mirada al pasado con “El Hombre de Acero”, la primera piedra del universo compartido de DC en el cine y la primera entrega de lo que podemos considerar como una trilogía de Superman dirigida por Zack Snyder, es momento de avanzar un poco e ir al segundo capítulo de la saga, “Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia”. Queda una semana para que “Justice League” esté con nosotros y tras volver a ser testigos del nacimiento del héroe es momento de verlo caer, de ver también como el caballero cegado por la ira recobra la esperanza y el mundo llora al héroe que dio la vida por ellos. Sin más, empezamos.

El ocaso de la ira

“Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia” se anunció poco después de que “El Hombre de Acero” llegara a los cines cuando todo el mundo creía que lo que íbamos a tener era una secuela directa de la película de Superman. En realidad, es lo que Warner Bros., DC Films y Zack Snyder nos ofrecieron con el primer encuentro cinematográfico entre el Caballero Oscuro y el Hombre de Acero, con alguna que otra salvedad. La idea de enfrentarlos y dejar eso bien claro con el título no casaba con lo que muchos esperaban para una primera vez de los héroes juntos en el cine, pero las posibilidades eran infinitas, aunque todo parecía apuntar en cierto modo a la obra de Frank Miller “El Regreso del Caballero Oscuro”. El tiempo fue pasando, se confirmó a Ben Affleck como Bruce Wayne / Batman y empezaron a llegar declaraciones, imágenes y toda la expectación.

Tres años de avances que pusieron un listón muy alto a una película que prometía ser un antes y un después en el cine de superhéroes, un evento como nunca antes se había visto y una película con un despliegue de medios sin parangón. Posiblemente, ese sea el mayor error de una película que se perdió en el camino al querer apuntar demasiado alto y no saber resolver todos los frentes abiertos. El problema nunca fue el tono, a las películas de Batman de Christopher Nolan me remito, sino que en su intento de tocar lo más alto “Batman v Superman” pecó de pretenciosa y no supo convencer a un público al que solo confundió con tantas subtramas y referencias a los cómics que eran necesarias para seguir el atropellado ritmo del montaje. Los tijeretazos no son pocos y le pasan factura a una película que si hubiera apostado por limitar su alcance y centrarse más y mejor en la trama principal habría cumplido mucho mejor su objetivo final como producto de entretenimiento.

La crítica fue especialmente dura con la película por todos estos motivos, y en cierto modo no les faltó razón, entre otras cosas porque se optó por un camino diametralmente opuesto al adoptado por la competencia (y eso no es un problema per se en absoluto) pero se hizo de forma apresurada y convirtiendo un blockbuster para el gran público en algo que solo los más versados en el mundo de los cómics de DC pudieran entender. La máxima de la política “si no puede convencerlos, confúndalos” no debería aplicarse nunca en el cine y aquí en cierto modo parece que optaron por ella.

Unas caracterizaciones controvertidas

La visión de Zack Snyder para arrancar este universo cinematográfico de DC Comics seguía bastante de cerca el camino marcado por Christopher Nolan con la trilogía “El Caballero Oscuro”, con la diferencia de que un Batman taciturno y oscuro es mucho más reconocible que un Superman que sigue por esa misma senda. En “El Hombre de Acero” tenía su razón de ser al justificarlo con la búsqueda del personaje para encontrarse a sí mismo, su auto-descubrimiento y el tener que convertirse en el responsable de la extinción de su propia raza por no poder razonar con ellos. Era un enfoque arriesgado y diferente, pero funcionaba. Tres años después de aquello (año y medio dentro de la ficción), no tenía sentido seguir mostrando a un Superman enfadado con el mundo y a pesar de todo siguieron con ello. Al mismo tiempo, en ese contexto mucho más dramático y oscuro con el que dieron forma a este universo, nos pintaron un Batman mucho más sádico y brutal, cegado por la ira y convencido de que Superman era un mal que debía ser erradicado. Un Batman visualmente espectacular que en métodos y razonamiento solo podemos equipararlo a las versiones más retorcidas de su homónimo comiquero.

Personalmente, no salí del cine satisfecho con ninguna de las dos caracterizaciones, a mi parecer ambas desdibujadas, y siempre se me quedó esa espinita clavada. Entonces no reconocí ni a Batman ni a Superman en la película y tiempo después me sigue costando de hacer. Voy a decir lo mismo que dije en su día, y es que entiendo lo que Snyder y Chris Terrio (guionista de la cinta) quisieron hacer. Entiendo el motivo de llevarlos a lo más profundo del ser humano, de difuminar las líneas de la ética y la moral porque el mundo es un lugar imperfecto, de plantear un conflicto que seguramente daría para debate en un contexto real. Pero creo que se perdieron en algún momento de la ejecución y aunque las intenciones son buenas les faltó dar con el clave para que el resultado fuera el deseado. Lo que sí se consigue es presentarnos un paralelismo entre ambos, algo que siempre hemos visto de una forma u otra en los cómics, con una salvedad muy importante: aquí los dos héroes están en lo más bajo, están perdidos, sin fe ni esperanza.

Lo vemos con un Bruce Wayne totalmente ido, cegado por la rabia y el sentimiento de impotencia ante tantos años de lucha contra el crimen que solo le han traído desgracias. Lo vemos con Superman, que pese a haber encontrado su lugar en el mundo sigue observando como la desconfianza y la falta de fe hacia el héroe sigue pesando como una losa para Clark. Tanto Bruce como Clark están perdidos, cada uno a su manera, y esta película pretende mostrarnos su peor momento para que después puedan resurgir, volver a brillar y convertirse en los héroes que conocemos. De nuevo, una buena base que de haberse explorado correctamente sin perderse en subtramas innecesarias, habría servido para construir una película posiblemente diferente y más centrada en lo que de verdad importa.

De hecho, posiblemente la mayor consecuencia de esto es el desenlace del enfrentamiento físico entre ambos héroes. La idea de mostrarnos un Batman determinado a acabar con su rival saltándose la regla sagrada es muy potente y al llegar al momento en el que se da cuenta de que Superman es alguien tan humano como él, incluso con sus poderes, podía habernos dejado con una escena emotiva y llena de fuerza que finalmente se diluye por no conseguir rematarla bien. Se salva de la quema porque después de ese momento la película logra remontar y nos deja con la que posiblemente sea la mejor escena de Batman en cualquier película hasta la fecha, con la promesa de que Martha no morirá esa noche, o la primera gran pelea de Batman, Superman y Wonder Woman en la gran pantalla, a la que pocas pegas se le pueden poner.

El amanecer de la Justicia

Por eso digo que lo entiendo, porque veo lo que querían hacer pero no es en absoluto yo lo que yo hubiera hecho. Y claro, cuando quieres diferenciarte tanto, cuando quieres apuntar tan alto, cuando quieres brillar y redefinir la forma de ver las cosas, estás obligado a hacerlo bien. Si no es así, te quedas con las vergüenzas al aire y la caída es más grande. Pero no se trata de conspiraciones sino de promesas y expectativas. Por eso a “Sharknado” nadie la critica ni le exige nada. Pero me estoy desviando del tema.

La segunda mitad del título es “El amanecer de la Justicia” y es eso con lo que podemos quedarnos. Es una película que nos cuenta dos historias importantes, la caída a lo más profundo de dos héroes y cómo juntos deben apartar sus diferencias para combatir un mal mayor. Un intento de avanzar posiciones cogiendo rebufo que de haberse quedado en la presentación de Batman y Wonder Woman habría sido suficiente. Volviendo a las caracterizaciones, Wonder Woman está alejada de lo que debería ser (y la propia Gal Gadot ha confirmado que en la película individual optaron por hacer borrón y cuenta nueva con alguna cosa), pero cuando se enfunda el traje y empieza la batalla la cosa cambia. Sobran los cameos de los otros tres héroes, que perfectamente se podían haber dejado para “Liga de la Justicia”, por lo poco trabajado de la situación y lo innecesario de la introducción, pero por lo demás se plantan las bases para lo que está por llegar en el futuro y aunque pudo hacerse mejor, ya está hecho y lo mejor es mirar para delante aprendiendo de errores. Igual que los responsables de “Wonder Woman”.

Ding, ding, ding

Entre las muchas subtramas de la película tenemos todo lo relacionado con los sueños de Bruce Wayne, que podían haberse quedado perfectamente fuera o haberse relegado a la versión extendida sin que ello afectara al montaje final de los cines, o la infame subtrama de la bala. Lex Luthor es el villano de la película y su plan puede llegar a tener sentido, pero el personaje está tan mal representado y tiene tan poca credibilidad que estamos lejos de ver nada que se parezca al Lex Luthor brillante que a uno le gustaría encontrarse. Es una suerte de demente que no sabes con qué te va a sorprender, con más parecido al Joker en algunos momentos pese a los destellos de brillantez que a veces parece tener.

Al mismo tiempo, la película se obliga a lidiar con diferentes subtramas que no tienen por qué converger necesariamente y va saltando de una a otra sin ningún orden o lógica. Se intenta contar demasiadas cosas y se da por supuestas otras tantas, por lo que un espectador medio probablemente se perderá por el camino y no entenderá la mitad de lo que ocurre. Volvemos a lo de antes, hay que convencer, no confundir. Básicamente, sobran la mitad de tramas.

Lo que no puede negarse es que, visualmente, “Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia” es una maravilla. La película es espectacular a nivel técnico y en ese apartado consiguen presentarnos a los personajes como nunca antes habíamos visto (a Superman sí, en su película individual). El aspecto visual es, junto a la banda sonora, uno de los grandes aciertos de una película que peca de pretenciosa y que ha sacrificado una buena narrativa para centrarse en otros elementos. A mí parecer es un error, pero al César lo que es del César. Todo lo visual, la espectacularidad de los combates, sobre todo el final contra Doomsday, y la música que nos acompaña a lo largo de todo el metraje ayudan a salvar los muebles y consiguen darle un dinamismo que durante buena parte de la película no está ahí al intentar ser demasiado profunda sin llegar a conseguirlo.

Media hora más

Desde antes incluso del estreno en cines de la película se nos dijo que podríamos ver en Blu-ray una edición extendida con media hora de metraje extra. Lejos de ser escenas para comprender mejor la película, que también, vimos que varias de ellas eran imprescindibles para comprender mejor a los personajes y empatizar con ellos. La mayoría eran de Superman y servían para ver que el héroe era algo más que un muñeco que iban moviendo de una situación a otra, por lo que la llegada de la edición extendida sirvió para varias cosas. Con ella se puso aún más de manifiesto el desastroso montaje de la edición para los cines. De haber cortado todo lo innecesario y haber puesto las escenas que sí eran importantes, sin necesidad de cambiar caracterizaciones ni otra cosa, “Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia” sería una buena película para todo el mundo. Porque lo tenían todo pero optaron por incluir tramas y subtramas que no aportaban nada y solo le quitaban minutos a lo que sí era verdaderamente importante. De haber apostado por algo más centrado en la historia principal, otro gallo cantaría.

El Ultimate Cut de “Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia” sigue presentando problemas de ritmo y adolece de ser demasiado largo y denso, pero al menos las cosas se explican un poco mejor y si tenéis tiempo y la posibilidad de elegir, a falta de un montaje más sencillo y directo al grano, es mejor opción que la versión para cines.

Conclusión

“Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia” está muy lejos de ser una película perfecta y tiene numerosos problemas en forma de agujeros de guión, subtramas innecesarias o demasiada información que da por hecho que los espectadores conocen todo el subtexto necesario. La narrativa es floja, lenta y aburrida, la representación de los héroes no es la esperada en absoluto y en cuestión de expectativas se han quedado atrás respecto a lo prometido; pero el mal trago no es tan amargo si tenemos en cuenta que pese a todo tiene elementos que pueden hacernos disfrutar de la experiencia. Pese al ritmo lento, hay tensión, acción y un importante despliegue visual para que los combates luzcan espectaculares. Visualmente vemos a los héroes bien representados y hay grandes ideas que por un motivo u otro no han logrado brillar del todo. Pero el fondo está ahí y prefiero quedarme con eso.

La película ha sido vapuleada de forma un tanto injusta, en gran parte porque lo prometido es deuda y esta cinta quedó a deber, pese a terminar siendo algo decente. En realidad está llena de buenas intenciones al querer hacer algo diferente y darnos representaciones distorsionadas de los héroes para hundirlos en el barro y sacarlos después como héroes de verdad. Falla la ejecución y el querer repetir la misma idea que al final de “El Hombre de Acero”, ya que la muerte de Zod a manos de Superman era precisamente para que luego el héroe pudiera brillar, insistiendo en que el mundo todavía no confía en los héroes. No representar correctamente a los personajes y dejar la impresión de que Superman está deprimido o que Batman es un sádico homicida no es la mejor carta de presentación, incluso si hay más detrás de eso, pero entiendo cuál era la intención y el objetivo final y aunque no lo comparto me parece respetable y atrevido, en el buen sentido. ¿Lo mejor? Sin duda el final. Y no, no es porque se acabe sino porque al final sí empezamos a reconocer a los héroes y los últimos minutos de la cinta consiguen redimir el cúmulo de despropósitos del cacao argumental. El sacrificio de Superman como punto de inflexión para que Batman vea de nuevo la luz y decida honrar su memoria para no fallarle de nuevo igual que le falló en vida es un gran final para asentar las bases de la inminente Liga de la Justicia cinematográfica, un broche que podía haber sido de oro de estar ante otra forma de haber hecho las cosas pero que igualmente cierra con acierto la película. Porque el mundo llora la muerte de Superman, su campeón, y Batman, el verdadero, vuelve gracias a la inspiración de Superman.

Y con un mensaje de esperanza y la promesa de que Superman regresará como el héroe que debe ser, nos quedamos a la espera de que se cierre la trilogía del Hombre de Acero de Zack Snyder. El próximo fin de semana nos volvemos a encontrar aquí para ver si, por fin, Superman es el faro de esperanza que debe ser.

Una semana después de nuestra mirada al pasado con "El Hombre de Acero", la primera piedra del universo compartido de DC en el cine y la primera entrega de lo que podemos considerar como una trilogía de Superman dirigida por Zack Snyder, es momento de avanzar un poco e ir al segundo capítulo de la saga, "Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia". Queda una semana para que "Justice League" esté con nosotros y tras volver a ser testigos del nacimiento del héroe es momento de verlo caer, de ver también como el caballero cegado por la ira recobra…
El primer encuentro cinematográfico entre Batman y Superman es un quiero y no puedo saturado de conceptos que pese a las buenas ideas no consigue llegar al listón de las expectativas. Visualmente es una delicia y el final nos pone mirando hacia la buena dirección.

Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia (2016)

Edición normal - 5
Edición extendida - 6

5.5

Nota

El primer encuentro cinematográfico entre Batman y Superman es un quiero y no puedo saturado de conceptos que pese a las buenas ideas no consigue llegar al listón de las expectativas. Visualmente es una delicia y el final nos pone mirando hacia la buena dirección.

Puntuación de los usuarios: 2.65 ( 13 votes)

Javi García

« »

29 comentarios sobre “El camino hacia Justice League: Batman v Superman

  • 12 noviembre 2017 at 6:47 pm

    Bueno, pues coincido en todo lo que expones en la crítica, aunque a mi esta versión de Batman no me disgusta. Aunque tú ya has dicho todo lo necesario, hablo de los problemas que le encuentro a la peli:
    -La narrativa. Y no es problema del montaje, al menos en la versión extendida, es que la película maneja como 4 subtramas y va pasando de una a otra con escenas inconexas. Obviamente eso se podría solucinar quitando dos subtramas al menos, como bien dices la de bala es un ejemplo claro.
    -Algunas situaciones o momentos de la historia son innecesarios y muchas veces o son ridículos o una sobrada total. A la escena de la lanza con Lois o a la pesadilla post-apocaliptica/Cameo de Flash me refiero. Sobradas sin motivo.
    -Al conflicto entre Batman y Superman le falta fuerza. Está bien planteado pero nunca se le da una importancia o se desarrolla como el eje principal. No puedes vender un versus que apenas tiene desarrollo y que solo tiene una pelea de 5 minutos.
    -Lex Luthor es lamentable. Por momentos está bien, pero entre sus motivaciones explicadas por meras frases filosóficas y la interpretación vergonzosa de Eissenberg no hay quien le trague.
    -Y Superman: El problema con Sups no es que no se parezca a los cómics, es que nunca lo tratan como un personaje. Las tramas principales giran a su alrededor pero nunca él toma las riendas ni lo definen como un personaje, solo para un arco que consiste en machacarlo continuamente.

    En definitiva, BvS me parece una película cuyas virtudes superan a sus fallos, que no son pocos. Un buen repaso en el guión y menos pretenciosidad nos habría dado una película genial. Aún así, como dijo Visión, veo belleza en sus defectos, y no puedo considerarla mala película. De hecho, también le pongo un 6. A la versión extendida claro.

    Respuesta
    • 12 noviembre 2017 at 6:56 pm

      Estoy en desacuerdo con lo de Lex, aunque lo entiendo perfectamente, y coincido con lo de las subtramas. La bala sobraba de coj0nes.
      Pero la pesadilla Injustice, aunque no tenga ningun sentido argumental, sigue dando para paja y queda chulo en plan onirico (y espero que lo expliquen en un futuro)

      Respuesta
  • 12 noviembre 2017 at 6:53 pm

    Salseo rises!

    Buena critica, muy bien explicada, a diferencia de la peli xD.

    Ya lo he dicho muchas veces, tiene mas fallos que dios, hasta puedo reconocer que es regularcilla, pero sigue siendo una de mis pelis favoritas.

    Lo siento pero me tiene a mi Batman favorito (aunque lo de matar lo quitaria) a mi Supers favorito (bueno, aqui no es tan SUPERMAN como en MOS, pero me gusta que no todo sea maravilloso en su vida), Lex Luthor, aunque lo hubiera hecho de otra forma y esta muy pasado de rosca, me gusto bastante, y bueno, ya se ha dicho todo respecto a lo visual y su maravillosa BSO.

    No se porque pero me encanta la crudeza, la desesperanza que transmite la peli, y creo que ha sido el bache que necesitaban para que DC recuperara el rumbo.

    Como dijo uno, la noche es mas oscura justo antes del amanecer.

    Respuesta
  • 12 noviembre 2017 at 6:57 pm

    Superman enfadado con el mundo

    Creo que es al contrario.

    En todo caso comparto la critica, Aplaudo que nos hallan querido dar algo diferente y tal vez si no hubiera estado forzozamente conectada con el universo habria quedado mejor. Esperare por que en un fututo adapten esa poderosa novela grafica como deber ser.

    Respuesta
  • 12 noviembre 2017 at 7:07 pm

    Esta peli es como hacer un plan de vacaciones de esas en las que quieres ver mil cosas, pasarlo bien y encima descansar, en la mente de uno es todo genial y funciona de maravilla, pero luego cuando te vas de verdad si que lo pasas bien hay retrasos, llueve, discutes y te cansas como un bendito. Pues BvS igual, el concepto y el argumento están bien teóricamente, pero la ejecución es pobre, el guión es deslucido por decir algo bueno, abarca mucho y no aprieta en ningún sitio y todo con poca o ninguna humildad. En fin, nada que no hayamos discutido sobre el tema durante mucho tiempo.

    Respuesta
    • 12 noviembre 2017 at 7:21 pm

      +1.
      Yo creo que como idea estaba bien. Por aquel entonces Marvel iba a presentar “Vengadores 2” y por aquel entonces que DC presentara MOS2 no iba a tener el mismo impacto.
      Con un Superman con aceptación tibia el meter al absolutamente popular Batman era una buena jugada.
      Pero como dice Kiko una cosa es tener una buena idea y otra es llevarla a cabo y ahí es donde BvS hace aguas.
      Ahora toca JL y a ver en qué queda este “nuevo punto de partida”
      Ayer en la Comic Con de Madrid tuve el placer de ver en exclusiva material de JL y oye, si bien no hypea en plan “Bua la peli del año”, si que lo que vi pintaba bien. Mucha acción y la liga actuando como héroes. Utilizando sus habilidades para ayudar a la humanidad, en el fondo es lo que hacen los héroes, no?

      Respuesta
  • 12 noviembre 2017 at 7:46 pm

    Para mi, aunque ciertamente es una visión un tanto deprimente de mis dos personajes preferidos de cómic, el ultimate cut (para mi la otra versión no existe) me parece una verdadera obra de arte cinematografica. Adulta y dura, muestra a los heroes tal y como serían en la vida real. Eso es lo que me flipó de ella. Quizá no era el camino correcto, ahora desde Wonder woman parece que lo han encontrado, y estoy deseando ver la Liga ¡ya!.

    Respuesta
  • 12 noviembre 2017 at 8:52 pm

    Otra critica que vi hace poco de esta peli, y que no habia pensado en ello, decia que el mayor problema con el ritmo es que sabe cuando empezar y terminar sus actos, y acaba teniendo como 10 (como todos sabemos la estructura para una peli como todos sabemos deberia ser de 3 actos)

    Eso se me hizo raro, pero me puse a analizarla, y casi que tiene razon. Tiene:
    – un Prologo en 2 partes. parte a) el flashback de la muerte de los wayne, parte b) el flashback del ataque a metropolis (y lo de la kriptonita tambien se puede contar aqui)

    – Primer Acto. A los 10 minutos empieza la pelicula con todo lo del desierto y las maniobras de lex, y luego por otro lado lo de bruce y clark cada uno investigando algo (con tropezones de sueños de batman de por medio), esto culmina en la fiesta la primera vez que se encuentran

    – Segundo acto, pasa de todo, meten un montaje de superman con gente hablando de el, otro montaje en la carcel entre q sale el de la silla de ruedas y matan al otro q habia capturado batman, lois investigando lo de la bala, bruce con diana….

    [Y aquí de manera abusiva se para todo para mostrar la pesadilla tipo injustice que nada que ver, y luego lo de flash que menos, esto vendria siendo como un corte a comerciales dentro de la propia pelicula]

    ….Despues viene la persecucion con el batimovil hasta que bueno se vuelven a encontrar batman y superman, ese logicamente seria el final de este enredado segundo acto pero no, se extiende todavia mas porque llaman a juicio a superman.

    – Entonces, esto vendría siendo un tercer acto cortísimo, o bueno pudier ser un inciso "segundo acto parte c" (o "b" si no contamos el comercial) que termina en el capitolio bombardeado

    – Tercer acto ahora si, la preparacion de batman la investigacion de lois, la conversacion de clark con su padre muerto, el chantaje de lex por el secuestro de martha, otro comercial… "Wonder Woman Reacts to The Justice League" …y todo desemboca en la pelea prometida por el titulo de la pelicula. La resolucion que ya todos conocemos y ese seria el final del tercer acto.

    – Pero no, porque martha sigue secuestrada, entonces "Acto 3 Parte b)" Batman rescata a martha en lo que es la mejor escena de pelea de la pelicula y puede que de la historia del murcielago en cine, al tiempo que superman llega donde Lex…
    y se lo lleva con la policia, su plan ya ha sido frustrado, los heroes han hecho las pases y lois tiene evidencia para encerrarlo, ya puede acabar la pel… JA! PUES NO. QUE QUEDA OTRA MEDIA HORA TODAVIA! u_u

    Respuesta
    • 12 noviembre 2017 at 9:00 pm

      tremenda biblia me mandé para equivocarme en el inicio jaja :S

      el mayor problema con el ritmo es [b]*que no sabe[/b] cuando empezar y terminar sus actos

      *sigh* En fin… Aún así, como dijo Ratchet, la frase de Visión le calza perfecto, yo no puedo considerarla buena como película, pero tambien veo belleza en sus defectos 😛 …tanto que todavia sigo tratando de hacerle "arreglos" para que me guste xD aunq a estas alturas creo que ya es tiempo de superarlo y seguir con mi vida.

      Respuesta
  • 12 noviembre 2017 at 11:18 pm

    Tal y como pasó con la críticia de MoS estoy prácticamente de acuerdo con Javi al 100%.

    La peli quiso ir más allá de los estándares del género, algo para mí totalmente elogiable, pero citando a Lexemberg "voló demasiado cerca del sol".

    Intenta plantear temas y cuestiones interesantes como el Spidermaniano poder que conlleva responsabilidad, lo efectos colatarales de los actos, el papel de los medios de comunicación, el que se vive en un mundo dominado por grises más que por blanco/negro, los efectos sobre la sociedad de la aparición de fenómenos tan disrruptores como Superman, el miedo, la humandida, los endiosamientos… Pero falla en la ejecución totalmente. Muchos temas, muy interesantes y que a priori me encata que se traten desde un enfoque maduro en una peli del género, pero el desarrollo es deficiente.

    Narrativamente la peli hace aguas por todas, falto de ritmo, denso y con una progresión lenta y a golpes, esta sensación se ve acentuada en la desastrosa versión de cines. Además exige cierto conocimiento del Universo DC para captarlo todo.

    En cuanto a los personajes, a Batman no lo veo tan mal, eso sí, hay un error que es fatal, que es el de ponerlo matando (Snyder y sus edginess), su determinación de matar a Superman también es flojilla. Lex… ay Lex, yo hasta cierto modo lo defiendo, no me gustan las formas, pero en el fondo veo algo del Lex de los cómics (personaje que por cierto nunca ha sido bien adaptado en live-action). Superman es el personaje que peor parado sale, a pesar del entorno tan oscuro de la peli el personaje necesita una actitud más positiva, no digo que tenga que estar en plan super chachi piruleta, pero sí que se guíe por la esperanza de que finalmente las cosas mejorarán, además, y coincidiendo con Ratchet, Superman es más bien un McGuffin que un personaje.

    De todas formas a mí me gusta en su versión de 3 horas. Me gusta lo que se intentó con la peli, me gusta el tono más solemne y adulto, me gusta que aborde cuestiones tan interesantes…. Por desgracia ni la peli se hizo bien ni la aceptación fue la esperada. Ahora pasamos a otra etapa, esperemos que por fin la cosa despegue.

    P.D: ¿No vas a hacer crítica de SS?

    Respuesta
  • 12 noviembre 2017 at 11:27 pm

    Tremenda crítica Javi. Puedo decir que concuerdo en casi todo, salvo algunas cosas como el parecido de Luhtor con el Joker. Yo creo que lo compararía con The Riddler porque a pesar de estar loco, tiene unos dialogos que me gustaron mucho y son quizas, lo mejor del personaje en la peli. A diferencia de los tics nerviosos que sin duda, sobraban. Ya es tarde para cambiar de actor así que sólo queda esperar a que mejoren el personaje.

    Respecto a la "complejidad" de la peli, como fan de los cómics pude entender la historia a la primera pero sí es cierto que algunos detalles debieron quedar fuera de la versión de los cines para evitar la confusión del espectador promedio. En especial, la escena de Flash del futuro pues, segun tengo entendido, no tienen planeado ninguna adaptación de Injustice: Gods among Us, así que esos segundos quedarán tan sólo como una referencia a esa historia y no como una pista de lo que depara el futuro.

    En resumen, para no tener que dejar un parrafo lleno de lo que amé o habría cambiado en la peli, sólo diré que disfrute de la historia. En especial, con la versión extendida que sin duda mejoró cosas como la posición de Clark ante Batman o el segundo acto lleno de más escenas que explican algunas subtramas. Dejando como resultado una buena peli de supers que disfruto cuando veo.

    Respuesta
  • 13 noviembre 2017 at 12:47 am

    Una crítica muy buena y en la que concuerdo con casi todo, aunque no estoy de acuerdo con la nota que pusiste. Yo la habría suspendido, no solo porque me aburrí mucho, si no porque dejando de lado las cosas que no me gustaron como fan, considero que como mero espectador también es una película muy mal hecha. Tijeretazos, agujeros de guión y saltos de una subtrama a otra sin el menor sentido. Por ejemplo, si Perry sale en el Daily Planet y pregunta donde está Clark, lo lógico y normal sería que la siguiente escena a la que pases sea una suya. Pues llega la peli y a lo mejor te plantaba una de Lex.

    Pecó de pretenciosa y no supo convencer a un público al que solo confundió con tantas subtramas y referencias a los cómics que eran necesarias para seguir el atropellado ritmo del montaje. Los tijeretazos no son pocos y le pasan factura a una película que si hubiera apostado por limitar su alcance y centrarse más y mejor en la trama principal habría cumplido mucho mejor su objetivo final como producto de entretenimiento. […] se optó por un camino diametralmente opuesto al adoptado por la competencia (y eso no es un problema per se en absoluto) pero se hizo de forma apresurada y convirtiendo un blockbuster para el gran público en algo que solo los más versados en el mundo de los cómics de DC pudieran entender.

    Tal cual. Hay cosas como lo del traje de Jason que no se explica NADA. No hablamos de un easter egg o algo que salga de fondo, si no que deliberadamente lo ponen para que veas el efecto que tiene en Bruce. Con lo fácil que sería que Alfred dijese algo tipo "señor, ya lo hemos hablado, no fue culpa suya que muriese". O la escena de la visión/sueño/flashforward Injustice, que la gente en mi sala estaba FLIPANDO. Si yo que cogía las referencias me parecía forzado y torpemente metido, no me quiero imaginar quien no tuviese ni idea del tema. Y de eso tenemos en la película a patadas. Una cosa es el fanservice y los guiños y otra que haga falta que el espectador entre con un puñado de cómics en la mano para enterarse de lo que está viendo.

    Otra cosa absurda es como la peli se basa en el conflicto de Batman y Superman pero no dedican apenas tiempo a plantear el conflicto ideológico ni les dan apenas escenas juntos. Superman no pinta nada en la película, y cuando va al Congreso donde puede abrir la boca y dar su opinión…explota la bomba y adiós. Podían haber hecho lo mismo pero a mitad de discurso o algo. Por otra parte, odia a Batman por tomarse la justicia por su mano y ser bruto cuando él en MoS hacia exactamente lo mismo. Y cuando llega la pelea…se produce por un factor totalmente externo (Lex amenazando a Super) y se resuelve de la misma manera por algo que no tiene que ver con el enfrentamiento entre ellos.

    Luego podría hablar de esa aberración de Lex o de lo que pienso de determinadas cosas a nivel creativo, pero vamos…que ya digo que como película en sí, sin entrar en tono o adaptación, me parece una soberana chapuza. Si se hubiesen dejado de tanta cámara lenta, alegorías religiosas y recortado algunos momentos de explosiones, a lo mejor podrían haber usados esos valiosos minutos de guión sin necesidad de lanzar una extendida. Desgraciadamente a Snyder le gusta más el continente que el contenido, y si algo mola lo mete aunque no venga a cuento.

    Respuesta
    • 13 noviembre 2017 at 1:15 am

      jajaja ese corte

      si Perry sale en el Daily Planet y pregunta donde está Clark, lo lógico y normal sería que la siguiente escena a la que pases sea una suya

      te puedo decir que lo hicieron asi simple y llanamente para hacer el chiste de "ese hijo de… Pummmm *bocina del barco*" xD

      Respuesta
  • 13 noviembre 2017 at 8:54 am

    Tremenda crítica y muy acertada en todo. Zack, que no dudo de su buena intención, quiso ofrecer una visión descarnada y pesimista del luminoso universo deceita. Retrató bien a Batman (quitando el hecho de matar y marcar a sus víctimas), pero maltrató a Superman y su mitología sin piedad. Tanto es así, que el villano más interesante de DC para mí (Lex) aquí queda reducido a un mero bufón con aires de Joker, lejos de mostrar su verdadero potencial.
    Pero la depresión ya queda en el pasado, el futuro es brillante y este viernes lo vislumbraremos.

    Respuesta
  • 14 noviembre 2017 at 12:51 am

    Muy buena critica!
    La mía adelantándome a la nota y habiendo vista la extendida: 7.2.
    Ahora; es buena; aunque no es lo que hubiese hecho con los personajes tan importantes como Batman y Superman; tramas innecesarias como la de la bala que si hubiesen enfocado mas en el conflicto hubiese quedado mejor ademas de no matar a Superman apresuradamente e ignorar la evolucion del personaje vista en MOS y provocar un retroceso. Un Lex horrible y que con Eisenberg y otras manos mas capaces hubiese hecho una actuacion memorable. Lo de Batman matando no me ha molestado.
    En fin; hay luz en el futuro del DCEU pero una lastima que ESTA peli (Y SS) tuvieron que pagar los platos rotos.

    Respuesta

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las etiquetas [b][/b], [i][/i], [img][/img], [spoiler][/spoiler] y [cita][/cita] para el comentario.
Échale un ojo a la normativa aquí.
Nombre * Correo electrónico *

Advertisment ad adsense adlogger