Crítica de Power Rangers

Desde que el primer episodio de “Power Rangers” se emitió en agosto de 1993, la serie se convirtió en un fenómeno que a día de hoy aún perdura. Pero más de veinte años después de la idea que americanizó un producto japonés como “Super Sentai” y marcó a toda una generación de jóvenes, era el momento de darle un lavado de cara a la franquicia y empezar desde cero en el cine. O al menos eso es lo que pensaron en Lionsgate cuando empezaron el desarrollo de la película “Power Rangers”.

Se estrenó el pasado viernes y una vez vista podemos decir que la película ha cumplido con lo prometido, sabiendo rescatar lo que hizo popular a la serie original con interesantes añadidos y cambios para modernizarla y hacer que funcione en el año 2017.

Nueva época, nuevos Rangers, nuevos problemas… viejas soluciones

La premisa de los Power Rangers es la mar de sencilla: una bruja intergaláctica pone en peligro a la humanidad y un grupo de cinco jóvenes es elegido por un poder mayor a cargo de Zordon, convirtiéndolos en los héroes que el planeta necesita para librarse de esa y otras amenazas futuras. Simple y directa, como en la serie, pero con cambios significativos. El primero de ellos es el trasfondo de los personajes, mucho más desarrollados que en la serie original, donde apenas eran estereotipos cuya evolución era prácticamente nula según pasaban los episodios. En la película no es así y vemos desde el principio como cinco chicos problemáticos que no se conocen de nada aprenden a funcionar como equipo, a confiar el uno en el otro y a convertirse en los héroes que se espera que sean, pese a no ser perfectos y tener que cargar con una mochila llena de problemas diferentes. Cada protagonista tiene una personalidad única y están algo alejados de los prototipos (que incluso rozaban el racismo) de los protagonistas originales.

Pero todo eso no esté hecho para tumbar lo que hizo populares a los Power Rangers, al contrario. Cogen la esencia, la mitología creada dos décadas atrás y los elementos más característicos para dar forma a una nueva iteración de los personajes. Todo encaja a la perfección y aunque sabemos desde el principio que los héroes ganan, que el grupo se une y consigue convertirse en Power Rangers, que pilotarán los Zords y formarán el MegaZord y que la Tierra estará una vez más a salvo, las sorpresas siguen estando ahí y esa es parte de la magia. Porque lo conocemos todo y aún así da la impresión de que todo es nuevo.

A todo esto ayuda el nuevo reparto, que aporta frescura y sin destacar ninguno demasiado (no son grandes nombres de la actuación y tampoco despuntan en ello) consiguen funcionar bien como equipo y darnos un protagonismo equilibrado con una dinámica que da resultados en pantalla. Mención aparte son Elizabeth Banks como Rita Repulsa en un papel de villana desquiciada algo sobreactuada que le da un nuevo giro a lo ya conocido de la malvada bruja y el homenaje a Zordon que hace Bryan Cranston, no pudiendo lucirse como él sabe hacer. No es que Banks y Cranston estén desaprovechados, la película no necesita de mucho más para cumplir, pero sobre todo este último ha demostrado ser capaz de hacer papelones y aquí solo le han dado un papel con el que culminar su paso por la serie doblando a varios de los monstruos y reconociendo su actual posición en el mundo de la interpretación (varios premios por “Breaking Bad” no son algo que no se tenga en cuenta). Pese a todo, actuaciones decentes con las que han sabido estar a la altura de las circunstancias sin que nadie haya brillado en exceso.

Go, go, Power Rangers!

La película no espera convertirse en un referente del cine en ningún campo. Cumple lo que promete y lo hace de forma correcta. Y lo hace con una estructura básica de introducción, nudo y desenlace bien orquestada, sin florituras ni complicaciones innecesarias, respetando el canon establecido e incorporando novedades. Para ello se apoyan en el esquema habitual de los episodios, con un mayor desarrollo imposible de obviar, por lo que vemos como se presenta una amenaza a la que los héroes quieren plantar cara y no pueden hacerlo hasta aprender una valiosa lección, resurgiendo con más fuerza y siendo, entonces sí, capaces de acabar de una vez por todas con Rita Repulsa.

Y de la misma forma que el esquema es conocido, también lo son algunos de los temas de la banda sonora. Al final de los créditos utilizan una de las canciones que aparecieron en la película “Power Rangers” (1995) y durante un momento concreto de la película que no quiero desvelar para evitar spoilers, suena una versión renovada del tema más mítico de los Power Rangers. Una vez más, fusión de lo mejor de lo viejo con la modernidad, por lo que se suman al conjunto diferentes novedades de estilos más actuales que ayudan a trasladar el concepto a 2017 sin que se sienta como algo de otra época.

Las referencias están a la orden del día y los cameos, aunque se hacen de rogar, se producen. Se habría agradecido una mayor atención a los actores que en su día se metamorfosearon, pero ver a dos de ellos y ser capaz de identificar algún que otro guiño siempre le saca a uno una sonrisa.

Conclusión

Tal vez lo más importante sería decir que la película me ha dado exactamente lo que esperaba, lo que me vendieron los tráilers y lo que en mi cabeza era necesario en una película de los Power Rangers. Inicialmente fui de los que con cierto recelo no terminaba de asimilar los trajes, pero ese aspecto orgánico que le confieren las armaduras extraterrestres está bien encajado en la historia y lleva más allá la metamorfosis de los héroes. Originalmente eran un casco y mallas y quedaba como quedaba, pero aquí es una evolución lógica. Como todo lo que vemos en la película.

Saber revitalizar un concepto que quedó anticuado dándole un necesario trasfondo que originalmente no era tal y conseguir que la película sea interesante para fans y no tan fans, es digno de elogio. Sony intentó algo parecido con “Ghostbusters” y, bajo mi punto de vista, fracasó en el intento porque optaron por un humor burdo y facilón con el que terminaron de hundir un guión aburrido y lleno de clichés. Con los nuevos Power Rangers han dado en la diana y, aunque de momento la taquilla no está acompañando, de verdad espero que podamos ver más de esta reimaginación. Sería una pena no saber cómo continúan las aventuras de Jason, Trini, Billy, Zack y Kimberly y perdernos qué pasará cuando el Green Ranger los ponga contra las cuerdas. Porque si hay secuela, el Green Ranger tiene que aparecer.

Desde que el primer episodio de "Power Rangers" se emitió en agosto de 1993, la serie se convirtió en un fenómeno que a día de hoy aún perdura. Pero más de veinte años después de la idea que americanizó un producto japonés como "Super Sentai" y marcó a toda una generación de jóvenes, era el momento de darle un lavado de cara a la franquicia y empezar desde cero en el cine. O al menos eso es lo que pensaron en Lionsgate cuando empezaron el desarrollo de la película "Power Rangers". Se estrenó el pasado viernes y una vez vista…
"Power Rangers" consigue, con una película sencilla, captar la esencia de la serie original y acercarla a un público moderno. Peca de simple pero cumple con lo que promete.

Power Rangers (2017)

Nota general - 5
Nostalgia - 8

6.5

Nota

"Power Rangers" consigue, con una película sencilla, captar la esencia de la serie original y acercarla a un público moderno. Peca de simple pero cumple con lo que promete.

Puntuación de los usuarios: 3.45 ( 2 votes)

Javi García

« »

Un comentario sobre “Crítica de Power Rangers

  • 22 julio 2017 at 5:02 am

    me encanto la critica, totalmente de acuerdo, realmente espero que haya secuela.
    una cosa se me resbalo la mano y le di una nota que no quería X’D
    así que la dejare aqui **** estrellas de cinco, realmente me encanto la peli

    Respuesta

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las etiquetas [b][/b], [i][/i], [img][/img], [spoiler][/spoiler] y [cita][/cita] para el comentario.
Échale un ojo a la normativa aquí.
Nombre * Correo electrónico *

Advertisment ad adsense adlogger