7 cómics para disfrutar de Black Panther

Autor: Alfons el Blüe

A un día del estreno en cines de “Black Panther”, os traemos una recopilación de siete cómics imprescindibles para empaparnos en la mitología de los personajes y la nación de Wakanda, desde sus orígenes hasta su representación más moderna a lo largo de su más de medio siglo de historia.

7. Fantastic Four #52, de Stan Lee y Jack Kirby

Black Panther fue el primer superhéroe negro. No sólo eso, sino que su nombre fue acuñado con unos meses de antelación a la fundación del partido revolucionario de mismo nombre que luchó por los derechos de los negros en EE.UU. De lo que no cabe duda es de que se trata de un personaje adelantado a su tiempo, nacido del ingenio de la pareja de autores más importante de la historia (Stan Lee y Jack Kirby) en la que es, seguramente, la colección de cómics más importante que ha dado el medio: Los 4 Fantásticos.

En la que es su época de mayor inspiración artística, y tras sagas tan espectaculares y dispares como el descubrimiento de los Inhumanos o la llegada de Galactus, Lee y Kirby presentaban al monarca de la nación más avanzada tecnológicamente del planeta. Nacían, así, Pantera Negra, Wakanda, el vibranium y miles de elementos más. Nacía una leyenda.

6. ¿Quién es Black Panther?, de Reginald Hudlin y John Romita Jr.

El conocido guionista de cine y televisión Reginald Hudlin quiso aportar su visión de Wakanda y del propio T’Challa en una miniserie que, en un principio, iba a quedar al margen de la continuidad. De esa forma se permitía jugar a su antojo con un Ulysses Klaw (Andy Serkis en el film) que no fuese de sonido sólido, con un Caballero Negro al servicio del Papa y sin atisbos de su pasado como vengador, con el Rino (villano de Spiderman) y con el Hombre Radiactivo.

Sin embargo, la miniserie también tuvo sus aciertos, como presentar a la hermana pequeña de T’Challa (Shuri, interpretada en la película por Letitia Wright), o indagar en el pasado de Wakanda y cómo habían resistido amenazas coloniales, sus tradiciones y el traspaso de manto del propio Black Panther, y desarrollar la rivalidad que mantiene con la nación vecina Niganda. Una trama política con mucha acción que, al margen de sus licencias en la continuidad (si lo hubiese hecho Bendis lo habrían dilapidado), presentó una propuesta más que interesante que dio la oportunidad de inaugurar una nueva serie del monarca de Wakanda.

Su importancia en la película es tal que el primer tráiler parecía directamente una adaptación de este cómic.

5. Las ranas del Rey Salomón, de Jack Kirby

El Rey de los Cómics volvió a la Casa de las Ideas tras su periplo en DC con muchas ganas de reivindicarse, y lo hizo en series como Pantera Negra, Los Eternos o Dinosaurio Diabólico. Este Kirby “desatado”, que venía de firmar El Cuarto Mundo, uno de los cómics más importantes en la historia de la Distinguida Competencia, transformó la colección de T’Challa en una de las innegables inspiraciones para que, unos años después, Spielberg concibiera a Indiana Jones.

Mezclando elementos de James Bond, de la novela pulp y del cine de aventuras, Kirby concibió un Pantera Negra que se retaba a sí mismo a vivir la mayor aventura posible y a desenterrar tesoros imposibles, acompañado por un secundario olvidado pero muy típico de Kirby, a quien conoceríamos como Míster Little, y haciendo frente a nazis o extraterrestres.

La historia que destaco equivale sólo a un único número, pero éste engloba todas las virtudes y defectos de Kirby, y sirve como inmejorable marco de lo que nos espera visualmente en la película. Porque si hay algo que todas las críticas han destacado es el vestuario de la cinta, y por lo que hemos visto en los tráilers, éste bebe directamente de lo realizado por el Rey de los Cómics.

4. Marvel Knights: Black Panther, de Christopher Priest

Estamos ante una de las etapas quintaesenciales de Pantera Negra, y una de las mejores colecciones que dio a luz el sello Marvel Knights, revitalizando la editorial junto a Marvel Boy, Punisher o Inhumanos. Esta etapa es un auténtico thriller de espionaje político y de acción con buenas dosis de humor negro, muy semejante a lo que el propio Priest está realizando ahora mismo en Deathstroke. No cabe duda de que la película va a tirar por ahí, pero es que además, es aquí dónde nacen Everett Ross (encarnado por Martin Freeman) o las Dora Milaje (guardaespaldas del Rey, y futuras esposas).

Priest sabe jugar como nadie con tramas complejas que intrincan tanto elementos políticos como cuestiones raciales, y serán secundarios de lujo en la colección personajes como Luke Cage, Ororo Munroe, Misty Knight o Monica Rambeau (conocidos como The Crew, o la Cuadrilla), indagando, además, en su estatus de Vengador.

¿Molaría o no molaría ver esto en el MCU?

3. Vengadores: Zona Roja, de Geoff Johns y Olivier Coipel

Que Geoff Johns es uno de los guionistas más importantes de la historia de DC no lo duda nadie, su labor al frente de Flash, Green Lantern o eventos como Crisis Infinita y Rebirth lo colocan en el olimpo de la Distinguida Competencia. Pero hubo una época en la que Geoff Johns estuvo guionizando para Marvel, concretamente fue responsable de suceder a Kurt Busiek (y preceder a Bendis) en la colección de los Vengadores, y se sacó de la manga una veintena de números que, quizá, no han sido todo lo bien valorados que deben. No exagero si digo que esa veintena de números bastan para sentenciar que Johns es uno de los escritores que mejor ha tratado y entendido a personajes como Scott Lang, Jack Heart, Sam Wilson… O a T’Challa.

Zona Roja es una de las mejores sagas vengadoras de la historia, 6 números que presentan un ataque terrorista en el Monte Rushmore, símbolo político de los EE.UU, con una especie de arma bioquímica que ha propagado una epidemia mortal en la zona de cuarentena. Los Vengadores deberán salvar el día, y T’Challa no iba a ser menos, siendo además el responsable de emplear sus medios e ingenio en encontrar una cura. El villano que se esconde tras el atentado sería otra de las sorpresas, pero lo realmente interesante es ver cómo actúan Los Vengadores y qué rol ejercen en la misión. Sabemos que T’Challa y el Capi van a interactuar bastante en la futura Infinity War, y que no os quepa duda que habrá un poquito de Geoff Johns en todo ello.

2. Una nación bajo nuestros pies, de Ta Nehisi Coates, Brian Steelfreeze y Chris Sprouse

Durante el proceso de escritura del guión de Black Panther, no fueron pocos los involucrados que dijeron que les estaba sorprendiendo sobremanera la etapa actual de Pantera Negra en los cómics y que podían tenerla muy en cuenta. Viendo las críticas, muchas de ellas se hacen eco del gran papel que hacen Lupita Nyongo’o (Nakia) y, sobretodo, Danai Gurira (Okoye), y quiere la casualidad que ambas interpretan a dos Dora Milaje que, en palabras recientes del propio director, iban a protagonizar una relación lésbica al más puro estilo de Ayo y Aneka en la etapa de Coates. Es más, por lo que sabemos, la película es un drama que gira alrededor de la figura del monarca T’Challa y sus propias cuestiones filosóficas acerca de ser Rey.

Ta Nehisi Coates, uno de los mejores escritores estadounidenses de los últimos años, es también una de las voces más reivindicativas de hoy en día y quiere la historia que una de sus mayores influencias haya sido Chris Claremont. Su etapa al frente de Pantera Negra ha reivindicado todos los elementos raciales y propiamente mitológicos de la cabecera, además de sumergir a T’Challa en una revolución de su pueblo contra su monarquía, algo que también parece que veremos en la película, encabezado en ella por el villano Killmonger (Michael B. Jordan). Sin duda se trata de uno de los mejores cómics pijameros que se están editando ahora mismo y desde hace ya un par de años.

1. Jungle Action, de Don McGregor

Y llegamos a la etapa definitoria del personaje, y uno de los mejores cómics que se lanzaron en los años 70. T’Challa vivió su propio “Born Again” en un cómic que precedió en una década a otros como “Watchmen” de Alan Moore, “El regreso del Caballero Oscuro” de Frank Miller o el “Escuadrón Supremo” de Mark Gruenwald en lo que a deconstrucción del superhéroe se refiere. McGregor, fiel al espíritu de la Casa de las Ideas, ponía el foco en la crítica social y política, en el KKK y la discriminación racial, en la xenofoia y demás elementos de una sociedad estadounidense podrida por el racismo y por Vietnam. Tampoco faltaba acción de primer nivel, como era habitual ver en el Shang Chi de Moench y Gulacy, razonamientos filosóficos propios de El Hombre Cosa de Steve Gerber, ni drama y crítica social como la que hbían desarrollado Dennis O’Neil y Neal Adams en su Green Lantern & Green Arrow.

Don McGregor fue responsable de uno de los cómics más adultos que se han escrito jamás, y que enmarcado en su propio contexto, ha envejecido mejor que bien. Si bien otros autores han engrandecido la mitología wakandiana y al portador del manto de Pantera Negra, quizás nunca éste ha estado tan en el punto de mira como en esta etapa de principios de los 70. Sin dudas, la película recoge parte de su esencia, pues por lo que se ha leído tras en el embargo la película funciona como una inteligente crítica a la política colonial. Veremos cómo afecta ello al fandom, que no perdonaron en su momento a “Iron Man 3” haber sacrificado al Mandarín tradicional en pos de una inteligente crítica política al terror amarillo del estadounidense medio, con el empresario caucásico moviendo los hilos del supuesto terrorista oriental. Pantera Negra es una nueva oportunidad para el MCU de seguir haciendo historia.

Redactor invitado

« »

4 comentarios sobre “7 cómics para disfrutar de Black Panther

  • 15 febrero 2018 at 10:13 pm

    Ya tenía pensado empezar con lo de Ta Nehisi Coates luego de ver la peli, después creo que seguiré con las otras recomendaciones 🙂

    Respuesta
  • 15 febrero 2018 at 11:48 pm

    Una duda, tenía en la cabeza que Jungle Action era una especie del "Action Comics" de Superman, el "Detective Comics" de Batman o tal vez algo más tirando a "Amazing Fantasy", popurrí hasta que encuentra un héroe cabecera.

    ¿Es así o definitivamente Jungle Action es una historia concreta de T’Challa?

    Respuesta
    • 16 febrero 2018 at 12:50 am

      Jungle Action era el nombre de una de las cabeceras de Atlas Comics (Marvel) en los años 50, entre muchas otras de poco o relativo éxito. Sabemos que en el 58 Atlas perdió la licencia para distribuir sus publicaciones, y fue la National Comics (DC) la que le permitió hacerlo a través de su propia distribución, limitando, no obstante, el número de cabeceras; de ahí que en los 60′ los títulos dónde nacieron la mayoría de los héroes que conocemos fuesen genéricos (Tales to Astonish, Journey to Mistery, Amazing Fantasy, Strange Tales…) salvo las cabeceras estrella (como Fantastic Four en 1961 o The Avengers y The Amazing Spider-Man en 1963).

      DC propuso todo ello de buena fe, pero el éxito de Marvel, que se había convertido en la editorial que más vendía y editaba los cómics que las demás editoriales trataban de copiar, hizo que se pusieran todavía más firmes con respecto al número de publicaciones mensuales, para limitar la competencia. Con la idea de Don McGregor para escribir la cabecera de Pantera Negra a principios de los 70′, se pensó en rescatar el título de los 50′ "Jungle Action" para que, si las historias de T’Challa no tenían éxito, poder cubrir el cupo y aprovechar el título con otras historias de Kazar, la Tierra Salvaje, etc. Piensa que estamos en los 70′, la década más experimental en la historia de Marvel, en la que triunfaron, sobretodo, los monstruos (el Hombre-Cosa, la Tumba de Dracula), el Kung-Fu (Shang Chi, Puño de Hierro) o las reivindicaciones sociopolíticas (Jungle Action, Howard el Pato).

      El caso es que la serie nació llamándose Jungle Action y únicamente pasó a llamarse Black Panther, convirtiéndose así en cabecera principal de la compañía, cuando Kirby regresó a Marvel y pidió ser autor completo en ella, alejándose completamente del tono de McGregor. Desde Marvel sabían que una serie con Kirby (además, la primera tras su periplo en DC) iba a vender y no suponía un riesgo ocupar uno de los pocos títulos que la Distinguida Competencia le permitía editar mensualmente en un personaje que hasta entonces había sido secundario como Pantera Negra.

      Respuesta

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las etiquetas [b][/b], [i][/i], [img][/img], [spoiler][/spoiler] y [cita][/cita] para el comentario.
Échale un ojo a la normativa aquí.
Nombre * Correo electrónico *

Advertisment ad adsense adlogger