Desgranando Gotham 4×04: The Demon’s Head

La Cabeza del Demonio ha llegado a “Gotham” para recuperar algo que considera suyo y por lo que hemos visto en el episodio de esta semana, está dispuesto a hacer cualquier cosa para lograrlo. Pero antes de adelantarnos a nada, os dejamos con los comentarios de “The Demon’s Head”.

  • La audiencia del episodio nos deja con 2,69 millones de espectadores y un 0,8/3 en los demográficos de 18-49 años, lo que supone una bajada casi un 7,88% respecto al anterior. Si la cosa no remonta, con un 0,8 en los demográficos FOX podría plantear malas noticias para los fans de la serie más adelante.
  • The Demon’s Head, la cabeza del demonio, es la traducción directa al inglés de la expresión en árabe Ra’s al Ghul (رأس الغول‎‎). No es ni mucho menos la primera vez que un episodio de una serie (acción real o animada) o cómic se titula así para hacer referencia o introducir a Ra’s al Ghul.
  • Este episodio ha sido escrito por Ben McKenzie (Jim Gordon en la serie) y hasta la fecha es uno de los más brutales, habiendo mostrado como asesinaban a un anciano y a un niño (cortándole la garganta). En primetime.

  • El episodio ha servido para que Gordon conozca la existencia de Ra’s al Ghul, que Bruce se culpe por más muertes, que Sofia Falcone empiece a jugar sus cartas de forma inteligente y que Ra’s al Ghul siga con un plan del que por ahora no sabemos nada. Gordon también descubre buena parte de lo que pasó con Ra’s al Ghul en la temporada pasada, incluyendo que es el verdadero líder de la Corte de los Búhos o que llegó a matar a Alfred para luego revivirlo.
  • Con la muerte de Alex a manos de Ra’s al Ghul, Bruce Wayne suma otra víctima a su consciencia y de paso nos dejan claro que este Ra’s no se anda con tonterías. El de “Arrow” era bastante más comedido y razonable.
  • Para recuperar su daga, después del fracaso de Barbara y de no haber podido recuperarlo de manos del historiador (al que asesina), Ra’s opta por contratar los servicios de un par de peculiares cazadores, un matón que parece salido de un episodio de “Game of Thrones” y su hombre-perro llamado Anubis.
  • Igual que en el episodio anterior tuvimos una referencia a Artemis y la mitología griega, esta vez es el turno de Anubis y las deidades egipcias. En dicha mitología, Anubis era el dios de la muerte, maestro de las necrópolis y patrón de embalsamadores. La cosa quedaría en algo anecdótico si no fuera porque se le representa como un cánido negro acostado sobre su estómago o como un hombre con cabeza de perro. Así que Anubis es un nombre apropiado para un hombre-perro usado para cazar y matar a un niño a la fuga.
  • Así como en los otros episodios se centraron en el traje de Bruce Wayne, en su disposición a dejarse la piel como vigilante o en la necesidad de usar otras máscaras diferentes para lograr sus objetivos; en este cuarto episodio se pone de manifiesto otra de las facetas necesarias de Batman: el trabajo de detective. Gordon le recrimina varias veces que no debería hacer de detective o incluso que si quiere hacerlo es ese el momento (cuando deben encontrar a Alex antes que Ra’s al Ghul).
  • La complejidad del nombre de Ra’s al Ghul se pone de manifiesto cuando Gordon pide por teléfono a una compañera que lo investigue y ella le pregunta cómo se escribe mientras Gordon le cuelga. Más adelante, vemos que ella ha probado con Richard Gull, Ralph Ghoul. Podéis buscarlos, son nombres inventados para la serie y no referencias a los cómics, pero es una constante que el nombre de Ra’s al Ghul no es sencillo, así que la referencia a eso está ahí.
  • La trama de este episodio, además de poner en valor la importancia de las habilidades detectivescas, ha sabido jugar con el trauma de Bruce Wayne y darle la vuelta para reflejarlo en otro joven que pierde a su abuelo y es incapaz de impedirlo. Bruce intenta mostrarle que no hay que tener miedo, pero queda claro que al final vivir o morir puede ser una cuestión de azar o de estar en el lugar oportuno en el momento adecuado.
  • El Pingüino, después de faltar a dos citas con Edward Nygma porque los acertijos de este son un desastre, se encuentra con él en el Iceberg Lounge. Allí queda claro que Nygma ha dejado de ser The Riddler porque ya no está a la altura y tiene el cerebro hecho polvo. Oswald decide perdonarle la vida, porque cree que la mejor venganza es dejarlo vivir sabiendo que ya nunca será lo que era. Veremos lo que le dura la dulce victoria al Pingüino, porque todos sabemos que tarde o temprano Acertijo volverá y tal vez lo haga más peligroso que nunca.

  • Sí, en la guarida de Acertijo ha quedado claro que su obsesión por el Pingüino es total y aunque se revela después que para elaborar acertijos ridículos ha tardado horas y después acaba asumiendo su fracaso, la cosa no se quedará ahí.
  • La inscripción de la daga ha sido traducida por el historiador y dice: “Aquel que se alce de las aguas, aquel al que la muerte no tocará. Con esta hoja sagrada, su salvaje destino final será completado. La tierra temblará. La sangre correrá. Todos se estremecerán… ante la Cabeza del Demonio”.
  • Hasta ahora no nos han revelado por qué la daga es importante, quizás haya algo más detrás de todo eso. Quizás no sea la daga en sí misma sino el metal con el que se forjó. Y seguro que si sois fans de DC se os ocurre algún metal de dicho universo con propiedades místicas. Aunque, por el momento, esto es una suposición.

A partir de aquí, la próxima semana seguiremos la senda de la hoja en “The Blade’s Path”, quinto episodio de la cuarta temporada. Tenéis el material promocional aquí.

Vía | TV by the Numbers

Javi García

« »

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las etiquetas [b][/b], [i][/i], [img][/img], [spoiler][/spoiler] y [cita][/cita] para el comentario.
Échale un ojo a la normativa aquí.
Nombre * Correo electrónico *

Advertisment ad adsense adlogger